El cuerpo de la nación

Me intriga -no sé si es una construcción personal- que las figuras que trascendieron popularmente como portadoras de emblemas nacionales, a través no sólo del vestuario sino de los modos de vida -hablemos de Frida, de Nahui Ollin, de Dolores Olmedo- fueran personas que tuvieran prácticas públicas y preferencias privadas alejadas de la norma en materia de conducta sexual. En la representación de cromos, la mujer generalmente da la espalda al hombre o aparece sola de nalgas al espectador.

Osvaldo Sánchez, en la revista Curare

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: