Muerte por etiqueta

Leemos de Felipe III, rey de España (1578-1621), que murió de las quemaduras producidas por el fuego de un brasero. Lo leemos en un libro francés. En los libros españoles (en algunos al menos) se dice que murió “víctima de una tenaz melancolía”. Y recogemos aquí la muerte por quemaduras, según el libro francés, como una curiosa anécdota. Estaba el rey sentado junto a un brasero (acaso en una mesa camilla). Se le prendió fuego en el vestido. Según la rigurosa etiqueta de la corte, el único que podía desnudar al rey era el duque de Usseda. Se buscó apresuradamente al duque, pero el duque tardó en llegar y, a la llegada de éste, el rey estaba ya medio quemado. Poco después murió.

Acaso en los archivos de la casa ducal de Usseda encontraríamos alguna referencia sobre este dudoso suceso.

Noel Clarasó. Antología de anécdotas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: