El patio de Asterión

Mientras el hombre kafkiano es habitante de los laberintos burocráticos, el hombre rulfiano lo es del llano. El llano abierto y seco que, como el desierto, es equivalente a un laberinto sin muros donde el hombre igualmente se pierde.

Alberto Ruy Sánchez. Cuatro escritores rituales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: