Pequeños e inoportunos

De los animales pequeños e inoportunos que se crían en las cabezas y cuerpos de los hombres, digo que los cristianos muy pocas veces los tienen, idos a aquellas partes, sino es alguno uno o dos, y aquesto rarísimas veces; porque después que pasamos por la línea del diámetro, donde las agujas hacen la diferencia del nordestear o nordoestear, que es el paraje de las islas de las Azores, poco camino más adelante, siguiendo nuestro viaje y nuestra navegación para el poniente, todos los piojos que los cristianos llevan o suelen criar en la cabeza y cuerpos, se mueren y alimpian que, como dicho es, ni se ven ni parecen y poco a poco se despiden, y en las Indias no los crían, excepto algunos niños que nacen en aquellas partes, hijos de cristianos.

Gonzalo Fernández de Oviedo. Sumario de la Natural historia de las Indias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: