La gran ola

A los seis años tenía una gran inclinación por copiar las formas de las cosas, y cerca de los cincuenta, era publicado frecuentemente; pero no fue hasta los setenta que dibujé algo que valiera la pena. A los setenta y tres, pude capturar el crecimiento de plantas y animales; la estructura de pájaros, animales, insectos y peces. Cuando llegue a los ochenta, espero ya haber hecho progreso, a los noventa conocer el principio subyacente de las cosas, a los cien alcanzar el estado divino de mi arte. A los ciento diez, cada punto y cada pincelada tendrán vida propia.

Katsushika Hokusai, pintor japonés (murió poco antes de cumplir 90)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: