Jueves santo

“¡Bella, oh bella Salónica!”, ciudad de los mendigos, murallas antiguas que delimitan el campamento de la miseria, los niños remontan sus barriletes y las madres untan el pan con mermelada y margarina. “¡Bella, oh bella Salónica!”, un mar el tuyo condenado a convertirse en golfo, la herradura de tu costa a modo de amuleto, noches y noches sin tu amor, metamorfosis de las noches cuando te acuestas adornada por los mil diamantes de tus luces.

Z. Vassilis Vassilikos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: