Querido Dios

Tú vives con vida nobilísima porque eres inteligente y volente. Tú eres feliz, tú eres esencialmente beatitud, porque Tú eres la comprensión de Ti mismo. Tú eres clara visión de Ti y amor gozosísimo; y aunque eres feliz sólo en Ti y te baste contigo mismo en suprema suficiencia, entiendes en acto todo lo inteligible. Tú puedes querer simultáneamente todo lo causable, contingente y libremente, y queriéndolo puedes causarlo; verísimamente eres, pues, de un poder infinito(…) Eres bueno sin fin y comunicas liberalísimamente los rayos de tu bondad; a Ti, como al más amable de todos, recurren todos los demás seres, cada uno a su modo, que buscan su último fin.

Juan Duns Escoto. Tratado del primer principio

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by venus on 12 julio 2010 at 6:45 PM

    ta re mason esta onda

    Responder

  2. súper! es del s. XIII

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: