“Mi madre”, escribió Garp, “no tenía inclinaciones románticas”

Poco faltó para que Garp se criara en una escuela para niñas, donde a su madre le ofrecieron el puesto de enfermera escolar. Pero Jenny Fields intuyó el futuro posiblemente horrendo que supondría semejante decisión: su pequeño Garp rodeado de mujeres (a Jenny y a Garp les ofrecieron un departamento en uno de los dormitorios).

Jenny imaginó la primera aventura sexual de su hijo: una fantasía inspirada por la visión de la lavandería de la escuela de niñas, donde, como un juego, éstas enterrarían al chico en las mullidas montañas de su ropa interior de jovencitas. A Jenny le habría gustado aceptar el trabajo, pero por el bien de Garp rechazó la oferta.

John Irving. El mundo según Garp

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by venus on 20 enero 2010 at 7:47 PM

    creo que esa tambiene s mi fantasia, bueno una de varias

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: