Un matrimonio burgués

Una vez afuera le hablé con ternura a Dalí, como a un niño. Parecía al borde de las lágrimas.

– ¿Pero que no  ves que lo hace a propósito? –preguntó en un tono patético. Cuando por fin salió Gala les rogue que se dieran un beso e hicieran las paces. Dalí se arrojó entre sus brazos para pedirle perdón y besarla.

Me dirigí a mi hotel, muy preocupada por ese inesperado episodio. (…) Esa noche, ante mis propios ojos, Dalí había representado una escena totalmente “burguesa”: le había gritado a su esposa en público, comportamiento qué el mismo despreciaba.

Amanda Lear. “La persistencia de la memoria” (Memorias)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: